Control de la cadena de frío

La conservación de la cadena de frío de un producto perecedero es clave para asegurar su calidad y seguridad alimentaria, ya que permite preservar tanto las características organolépticas como nutricionales del alimento, así como evitar el desarrollo microbiano de patógenos.

La cadena de frio no es más que las diferentes etapas por las que pasa un producto (producción, transporte, almacenamiento y venta), en donde las temperaturas de conservación se mantienen dentro de unos márgenes que aseguran su calidad.

¿Cómo planteamos desde Beesensor Technologies el control remoto de la información de las temperaturas en cámaras frigoríficas?

A través de dos opciones:

  • Por un lado aprovechando los equipos comerciales que posee el cliente para dotar a los equipos de conectividad remota, pero solemos encontrarnos muchas veces que el cliente dispone de cámaras de diferentes fabricantes por lo que hay que evaluar cuál es la mejor opción y ver la interconectividad de los diferentes sistemas.
  • O bien plantear la instalación de un equipo que capte y envié la información de forma remota utilizando redes de sensores inalámbricas (WSN).

Los dataloggers remotos, podrían ser una solución viable pero el cliente le interesa personalizar esa captura de datos, poder definir alarmas en función de los días y/u hora, controlar con el mismo equipo varias sondas de temperatura, instalar otros sensores (humedad, CO2,…)… esta versatilidad tanto en tipo de comunicación a utilizar (GPRS, Wifi…), tipo de sensores y cantidad o facilidad de instalación, la pueden aportar las redes de sensores inalámbricas a través de dispositivos con costes asequibles, pero con un potencial que puede adaptarse a las necesidades del cliente y sobretodo al entorno 

donde tiene que instalarse, y es precisamente lo que hemos hecho desde Beesensor Technologies en varias empresas del sector agroalimentario que han apostado por esta solución.

Control Temperatura

Sin embargo, existe un punto dentro de la cadena de frío cuyo control muestra cierta fragilidad, no por no poder realizarlo sino por los costes que de entrada conlleva la utilización de equipos comerciales existentes en el mercado.

Una empresa puede controlar la temperatura con equipos remotos durante la fase de fabricación y almacenamiento, pero si durante el transporte el cliente no mantiene esos mismos criterios de calidad para realizar el control, la cadena puede romperse y es precisamente esa etapa de la cadena de frío la que creemos que muestra cierta fragilidad.

En muchos casos se realiza un control de la temperatura durante la carga del producto y a la recepción por parte del cliente pero no durante el trayecto, o bien se instalan dataloggers dentro de los vehículos y una vez realizada la ruta, teóricamente se descarga la información.

Control Vehiculos

Desde Beesensor Technologies estamos implantando una solución personalizada y por tanto con un valor añadido, que permite mediante la utilización de redes de sensores inalámbricas monitorizar en tiempo real la posición del vehículo y la temperatura en cada momento, visualizando la información a través de una aplicación web desde donde puede consultarse la posición y temperaturas del producto, a la vez que pueden generarse alarmas con el objeto que el cliente no tenga que estar pendiente en todo momento de los datos que van registrándose u obtener listados de los puntos de descarga al final del día con las temperaturas alcanzadas durante esas paradas.

Posted in Cámaras frigoríficas, Logística

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Buscar
Últimas entradas
Últimos comentarios
    Tags
    Categorías
    Twitter
    Nuestros seguidores