Realidad del sector IOT en las pequeñas empresas

Desde hace 5 años que estamos trabajando en Internet Of Things (IOT), oímos que los costes de los equipos bajarán considerablemente y que el mercado experimentará un crecimiento exponencial.

A fecha de hoy y es la visión que tenemos desde una pequeña empresa tecnológica que en mayor o menor medida “algo” hemos trabajado en este sector (puede que difiera de la visión que tengan empresas de carácter internacional o de un volumen de negocio importante), esa no es la realidad. Lo que sí es verdad es que el tipo de posibilidades en el envío de la información ha ido evolucionando, apareciendo nuevos sistemas de comunicación y que los microcontroladores han ido integrando nuevos sensores, lo que permite monitorizar el entorno en diferentes ámbitos, permitiendo una mayor transversalidad y la posibilidad que pequeñas empresas como la nuestra, puedan abarcar nuevos campos de aplicación mediante soluciones personalizadas.

Pero a pesar de esta evolución de las IOT, una de las cuestiones que deberíamos plantearnos es si realmente el esfuerzo en asegurar todo el proceso desde que el equipo se instala hasta que el usuario final recibe la información, esta lo suficientemente valorado, en un mercado en donde sobre el papel “a priori” no hay ningún tipo de problema, pero la realidad en muchos casos dista con creces de lo que nos indican los “datasheet” y en donde el ingeniero debe dar solución a cuestiones sobrevenidas.

Diseño

Dejando de lado estas cuestiones, y a raíz de dos licitaciones que nos presentamos en ámbitos de aplicación distintos, como es el caso de una sensorización de aparcamientos y el control del ruido y la contaminación atmosférica, los adjudicatarios han sido empresas que han presentado propuestas muy por debajo del precio de mercado, sin beneficios y en algún caso, incluso perdiendo dinero.

Estamos en un mercado libre, y cada entidad puede presentarse a una licitación y perder dinero, si por ejemplo esto les reporta otro tipo de beneficios como puede ser una tarjeta de presentación para otros proyectos, pero la realidad para las pequeñas empresas es que no podemos competir con estas situaciones y sobretodo y lo más importante, porque  creemos que se esta infravalorando el trabajo de muchas empresas que trabajan en IOT… da igual presentar una buena propuesta técnica lo más completa, plazos de implantación lo más realista posibles a pesar de perder puntos… al final es una cuestión de precio, y a pesar que el precio es importante como en cualquier sector, en este sector hay otras cuestiones que deben tenerse en cuenta.

El tiempo dirá si al final infravalorar los trabajos es la solución, pero para muchas empresas como la nuestra, seguiremos presentando propuestas con la mejor solución técnica y con los plazos de instalación y puesta en marcha lo más ajustados a la realidad, a pesar que vengan otras empresas y tiren de precios…es una cuestión de profesionalidad y de saber hasta dónde se puede llegar.

Posted in IOT, Smart Cities

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Buscar
Últimas entradas
Últimos comentarios
    Tags
    Categorías
    Twitter
    Nuestros seguidores